sábado, 15 de enero de 2011

Cabañuelas

Ayer llovio, dice una tia de San Cristobal, que los primeros doce dias de Enero son llamados las cabañuelas, cada dia corresponde a un mes del año. El primer dia es enero el segundo febrero y asi, segun el clima del dia, sera el clima en el mes. Ayer llovio, como llovio el primero de enero. De esa lluvia cortita, que ni moja pero molesta, molesta porque las nubes se comen al sol y dejan un dia frio que deprime a los que caminan solos.

Cuando me contaron aquello de las cabañuelas me parecio una supersticion poblana mas, sin embargo decidi llevar registro de los dias para ver en cuantos meses acertaba. Ayer llovio asi como lo tenia escrito en un papel que sin mucho cuidado habia doblado y metido en mi cartera.

Primero de Enero.- Lluvia cortita,decia. De esa que nada mas molesta.

En eso iba pensando mientras caminaba sobre tlalpan, cuando lo vi. Estaba tirado en vuelto con periodicos del 2008, llevaba puesta una playera sucia que no era de su talla, y sobre todo daba la impresion de llevar alli mas de un año, sin moverse, comer o bañarse.

Como pude lo levante y pedi un taxi.

Como me molesta esta lluvia, dijo el conductor, mientras tomaba el desnivel para llegar a Av. Ermita, ni moja pero hace que todo se vea peor.

Lo se, le dije, el peor clima que existe.
Su amigo ¿Esta bien?
Lo estara.
¿Es pariente suyo?
Es mi blog, conteste, yo... lo olvide, creo que olvide que tenia un blog.

El chillido de las llantas hizo eco dentro del tunel y aquel Volcho verdiblanco giro 38 grados y quedo en medio de los dos carriles.
¿¡OLVIDASTE QUE TENIAS UN BLOG!?, grito mientras me miraba con los ojos inyectados de sangre.
¿Simplemente olvidaste que tenías un blog?, volvió a gritar.
Yo, no se, crei… crei que tenia cosas mas importantes que hacer que encargarme de un blog…

El ensordecedor crujir de metales me hizo perder el conocimiento antes de darme cuenta que un Camion Torton nos pasaba por encima partiendo el taxi por la mitad.
Cuando abrí los ojos, llevaba una venda en la cabeza y mis ojos se lastimaban con aquella luz parpadeante del monitor monocromático, un viejo teclado sin acentos se encontraba frente a mi.

A mi lado, Mi blog esta acostado en el suelo con los ojos fijos en el agrietado techo de concreto, que nos resguardaba de aquella lluvia molesta, siempre molesta

¿Vas a empezar a escribir? dice sin mirarme.

3 comentarios:

Selhiador dijo...

Eso nunca pasó y lo sabes

anp_1388 dijo...

Q mlagro el rancer de nuestros blogs este año

eSmEr@ld@ dijo...

jajaja pobre blog lo tenias super abandonado